Categories America latina, Boletín flash, Derechos de los pueblos indígenas y derechos humanos, Ecuador, Eventos, Eventos Secundarios, Gobernanza para la conservación de la naturaleza, Historias, Integridad territorial, bienestar de la comunidad, Perú, Raíces históricas y culturales de los TICCA, Recursos, Sin categorizar, Video historias

“Nuestro Camino Que No Tiene Fin …”: Se Refuerzan los Lazos Entre el Pueblo Shuar Arutam y la Nación Wampís

Por Nicoletta Marinelli de la Fundación ALDEA, Miembro del Consorcio TICCA.

A pesar de haber sido divididos por la frontera entre Ecuador y Perú, el pueblo Shuar Arutam y la Nación Wampís tienen ancestros y ancestras comunes. Su territorio contiguo se extiende por 1 millón 600 mil hectáreas de bosque amazónico, en donde, con sus modos de vida cotidianos y, a la vez, extraordinarios, custodian la biodiversidad y la vida.

Hoy en día, después de tres décadas de distanciamiento, los dos pueblos se reencuentran para tejer lazos y reconocerse como un solo territorio integral de vida.  De esta manera, el pueblo Shuar Arutam y el pueblo Wampís alimentan estrategias de defensa territorial conjunta frente a las amenazas que pesan sobre sus territorios y sueñan con un territorio autónomo binacional, más allá de las fronteras.

Este recorrido de unión fue posible gracias a una serie de encuentros e intercambios de experiencias realizados en el transcurso del año. El primer encuentro se realizó en Soledad, capital de la Nación Wampís, en febrero de 2019, con la participación de delegados y delegadas de los dos pueblos hermanos, de la CONFENIAE, Nación Sapara, Sarayaku, además de Rosario Barradas como delegada del Consorcio TICCA Latinoamérica. Fruto de esa visita se generó el video Sentir, decidir, cuidar:

En seguimiento a los acuerdos del primer encuentro, el 16 y 17 de agosto, se realizó en Sucúa, Ecuador, el II Encuentro, en el cual los dos pueblos decidieron avanzar en el proceso de «constituir la propuesta del territorio integral Nación Wampís – Pueblo Shuar Arutam como una estrategia de reivindicación de los derechos colectivos, autonomía y autodeterminación frente a las amenazas de políticas públicas como proyectos petroleros, mineros y de conservación que afectan nuestros territorios ancestrales”. Como elemento estratégico se planteó la necesidad de hacer esta propuesta en el marco del Consorcio TICCA para que sea apoyada e impulsada como una iniciativa pionera en la región.

También quedó planteada la necesidad de impulsar un proceso profundo de análisis para discutir de manera conjunta si el territorio integral pudiera ser registrado en la Base Mundial TICCA, para qué, cómo sería la gobernanza de este territorio, entre otros temas.

La propuesta de un territorio integral de vida se presentó en el Congreso Latinoamericano de Áreas Protegidas (Lima, 14-17 de octubre de 2019), en el cual los Pueblos Indígenas y Comunidades Locales exigieron su reconocimiento como actores clave en la conservación y por la consolidación de sus derechos colectivos y territoriales. Citando a Josefina Tunki, presidenta del Pueblo Shuar Arutam, “En el futuro queremos construir una sola Nacionalidad, con un solo concepto de lucha, mujeres y hombres, sin división, dueños del territorio. Estamos en un camino que no tiene fin”.

Foto principal: © Eduardo León, Proyecto TICCA, Fundación ALDEA 2019.