Categories Mundo, Últimas

El Consorcio TICCA presentó su publicación “Territorios de vida: Informe 2021”

El informe destaca la importancia de reconocer los derechos y los sistemas de gobernanza de los Pueblos Indígenas y las comunidades locales para lograr una conservación efectiva y equitativa

El Consorcio TICCA presentó “Territorios de vida: Informe 2021” el 20 de mayo. Se trata de una publicación con diecisiete ejemplos de territorios y áreas conservadas por Pueblos Indígenas y comunidades locales de diferentes regiones de todo el mundo. Incluye algunos análisis nacionales y regionales acerca del estado de los territorios de vida, y un análisis geográfico global con la mejor información disponible hasta la fecha acerca de la extensión potencial de la tierra y la naturaleza del planeta que es conservada por Pueblos Indígenas y comunidades locales, y el solapamiento con áreas de gran valor para la conservación de la biodiversidad, entre otras cosas.

El informe se presentó en la semana de las celebraciones del Día Internacional de la Diversidad Biológica con el objetivo de instar a las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) a tomar en cuenta sus hallazgos en las negociaciones del marco mundial de la diversidad biológica posterior a 2020.

Durante la presentación, Teddy Baguilat Jr., Presidente del Consorcio TICCA, señaló la importancia del papel que los Pueblos Indígenas y las comunidades locales desempeñan para la conservación. “El nuevo informe sobre los territorios de vida del Consorcio TICCA aporta evidencia al hecho de que los Pueblos Indígenas y las comunidades locales son tan cruciales para sostener la diversidad de la vida en la Tierra que sería imposible abordar la crisis climática y de biodiversidad, ambas vinculadas, sin ellos”, mencionó Baguilat.

Para demostrar la efectividad de los sistemas de gobernanza de los Pueblos Indígenas y las comunidades locales, Salatou Sambou, miembro del territorio de vida de Kawawana en Senegal y Coordinador regional para África Occidental del Consorcio TICCA, contó cómo una asociación de pescadores y la comunidad se organizaron para proteger y restaurar el territorio de vida mediante un sistema de zonificación autodeterminado para regular el uso de la tierra y del agua para su sustento en Casamanza.

Pescadores del territorio de vida de Kawawana. Foto: Grazia Borrini-Feyerabend

“En los últimos años, hemos visto muchos peces nuevamente… Comenzamos a repartirnos las ganancias y sabemos que hay comida buena en términos de calidad y cantidad, y muchas mejoras en los ingresos familiares”, comentó Sambou con respecto al éxito del primer TICCA reconocido por el gobierno de Senegal, el cual abarca 9665 hectáreas.

Como señaló la Secretaria Ejecutiva del CDB, Elizabeth Mrema, en un mensaje por video grabado para la ocasión, “la gobernanza y los sistemas de gestión Indígenas ofrecen nuevos métodos para visualizar una gobernanza realista y verdaderamente transformadora para la biodiversidad” y, por lo tanto, es hora de adoptarlos como una respuesta ante la degradación de la biodiversidad.

El Consorcio TICCA también presentó algunas recomendaciones y oportunidades de acción que las autoridades responsables de formular políticas deberían considerar para el marco mundial de la diversidad biológica posterior a 2020.  Ameyali Ramos, Coordinadora de Políticas Internacionales del Consorcio TICCA, destacó la necesidad de enfocarse en detener las amenazas y la violencia en contra de los Pueblos Indígenas, las comunidades locales y sus territorios de vida; reconocer y defender los derechos humanos en general y los derechos específicos de los Pueblos Indígenas y las comunidades locales, y apoyar las iniciativas autodeterminadas de las comunidades para fortalecerse y mantenerse a ellas mismas y a sus territorios.

“Los derechos humanos deben estar situados en el núcleo del marco posterior a 2020. Algunas metas deben incluir como mínimo garantías para prevenir las violaciones a los derechos humanos”, recalcó Ramos.

De manera similar, Tupac Viteri Gualinga, presidente del Pueblo Originario Kichwa de Sarayaku en la Amazonía ecuatoriana, mencionó que “la falta de garantías jurídicas a nivel de la Amazonía ecuatoriana y la expropiación de territorios con las figuras de áreas protegidas e industrias extractivas son una vulneración a nuestros derechos”, razón por la que el Pueblo Kichwa de Sarayaku declaró a su territorio como “Kawsak Sacha” o “Selva Viviente” y como sujeto y titular de derechos.

Río Bobonaza en el territorio de vida de Sarayaku. Foto: Wachachik

El rol crucial de los Pueblos Indígenas y las comunidades locales en la conservación es un hecho y el análisis geográfico global, el cual realizaron en conjunto para este informe el Centro Mundial para el Seguimiento de la Conservación del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (UNEP-WCMC, por su sigla en inglés) y el Consorcio TICCA, da algunas cifras clave para ayudarnos a comprender esto. Neville Ash, Director del UNEP-WCMC, lo explicó brevemente: “Aproximadamente una quinta parte del territorio mundial está dentro de territorios de vida potenciales que incluyen una quinta parte de las áreas clave para la biodiversidad terrestres. Si estas áreas potenciales fueran reconocidas por sus contribuciones a la conservación junto a las áreas conservadas y protegidas que ya existen sumarían alrededor de un tercio del territorio mundial”. Ash resaltó el hecho de que los Pueblos Indígenas y las comunidades locales que gobiernan, manejan y conservan al menos la mitad de estas áreas no reciben reconocimiento ni apoyo, por lo que “hay una oportunidad clara en el marco mundial de la diversidad biológica posterior a 2020 para reconocer su contribución (a la conservación) y asegurar que se garanticen los derechos para el uso de esta tierra”.

Este informe es, entonces, una lectura obligatoria para todos los funcionarios gubernamentales y la sociedad civil involucrados en las negociaciones sobre el marco posterior a 2020 de la CDB, el cual decidirá sobre las acciones que deben tomar los gobiernos para el futuro de la biodiversidad. Con esta información fundamental, el Consorcio TICCA espera que las Partes no solo reconozcan el papel de liderazgo que tienen los Pueblos Indígenas y las comunidades locales, sino que también garanticen sus derechos y su participación efectiva en las medidas de planificación e implementación a nivel nacional y local.

Vea el evento de presentación completo aquí:

Traducido por Daniela Campos Rubio