Categories America latina, Chile, Últimas

Encuentro y articulación de mujeres por la defensa del mar en el sur de Chile

Mujeres de distintos territorios en Caleta Pichicolo.

Mujeres de diversos territorios del sur de Chile sensibilizan sobre la oportunidad, el valor y la importancia de los “Espacios Costeros Marinos de Pueblos Originarios” (ECMPO) y el papel que desempeñan las mujeres en estos

Por Lorena Arce (Observatorio Ciudadano, Miembro del Consorcio TICCA), coordinadora regional para el Cono Sur, Consorcio TICCA;
Karina Vargas, Observatorio Ciudadano (Miembro del Consorcio TICCA); y
Yohana Coñuecar, Asociación de Comunidades Indígenas de Hualaihué

A orillas del mar y a los pies de la montaña, entre el 14 y 16 de marzo de 2022, mujeres de diversos territorios del sur de Chile se reunieron en la localidad de Pichicolo, en la comuna de Hualaihué, para compartir sus perspectivas y experiencias como mujeres y habitantes originarias de territorios marinos y costeros.

Durante dos días, más de 15 mujeres se reunieron en el espacio comunitario de la comunidad indígena Amotuy Ruka. En torno al fuego compartieron sus historias sobre cómo viven en sus territorios, sus prácticas tradicionales, las dificultades que enfrentan y sus múltiples relaciones con el mar.

Mujeres reunidas en el espacio comunitario Amotuy Ruka (vamos a la casa).

Durante el primer día, en un análisis de la situación actual, hablaron extensamente sobre los impactos de la industria salmonera y coincidieron en que esta actividad económica solo ha traído contaminación y destrucción a sus territorios, afectando profundamente sus medios y modos de vida. Compartieron también sus perspectivas sobre los “Espacios Costeros Marinos de Pueblos Originarios” (ECMPO); ley que fue impulsada por comunidades mapuche-lafkenche que reclamaban el reconocimiento y la protección de sus derechos territoriales sobre el borde costero.

Desde su entrada en vigencia el 2008, se establece un mecanismo para entregar la administración de un espacio marino delimitado a una comunidad o asociación de ellas, que han ejercido el uso consuetudinario de dicho espacio, con el objetivo de preservar esos usos y asegurar la conservación de los recursos naturales comprendidos en él y propender al bienestar de las comunidades.

Hablaron sobre la situación actual que enfrentan las comunidades Indígenas en el proceso de solicitud de los ECMPO, y resaltaron las demoras y trabas administrativas que enfrentan en la tramitación ante el estado. Coincidieron en que los organismos responsables del estado, obedeciendo muchas veces a intereses económicos y políticos, han frenado más que facilitado el avance de las tramitaciones.

Además, abordaron los aportes y las contribuciones que realizan las mujeres en estos espacios marino-costeros, así como las dificultades y desigualdades a las que se enfrentan en dichos espacios.

Durante el primer día recibieron también la visita de niños y niñas de la Escuela de Pichicolo, quienes compartieron sus visiones sobre el mar a través de hermosos trabajos artísticos.

Niños de la escuela de Pichicolo con sus dibujos sobre el mar.

El segundo día de trabajo se destinó a reflexionar sobre las acciones a futuro y a definir propuestas y recomendaciones para el fortalecimiento de los ECMPO y la defensa del mar desde la perspectiva de las mujeres, junto con establecer acuerdos sobre cómo continuar trabajando juntas.

Entre las recomendaciones, se acordó informar y articularse con otros actores de los territorios para sensibilizar sobre la oportunidad, el valor y la importancia de los ECMPO y el rol de las mujeres en estos espacios. También acordaron trabajar por asegurar la paridad de género en los planes de administración de dichos espacios, fomentar una educación ambiental con enfoque de género y con pertinencia territorial, lograr una mayor articulación con las autoridades tradicionales y entre las mujeres de estos espacios.

En estas reflexiones finales también se vio con esperanza la aprobación de una nueva Constitución para Chile, en la que se reconoce a los Pueblos Originarios y sus derechos colectivos, territoriales y a los recursos naturales, todo lo cual representa avances sustantivos para seguir resguardando sus territorios y espacios costeros.

Finalmente se tomó la decisión de avanzar en la creación de una Red de Mujeres Originarias por la Defensa del Mar, espacio que busca articular e ir tejiendo alianzas entre mujeres de diversos territorios y pueblos que habitan espacios costeros y luchan por la defensa del mar. Dicha red está en construcción y abierta a otras mujeres que quieran sumarse. Durante los próximos meses, se espera terminar de definir un plan de trabajo y las primeras acciones.

Les invitamos a conocer más sobre las perspectivas de las mujeres por la defensa del mar en estos breves videos:

Agradecimientos

Agradecemos de forma sincera a cada una de las participantes que salieron de sus territorios, comunidades y familias para darse el tiempo de compartir sus enriquecedoras experiencias, desafíos y luchas. Agradecemos también a la Comunidad Amotuy Ruka y a la ngen ruka por su hospitalidad. Finalmente a la Red TICCA y al Observatorio Ciudadano por el apoyo en la organización de este encuentro, que se enmarca en la Iniciativa de Apoyo a Comunidades Costeras, la que cuenta con financiamiento de la Fundación OAK.